Pobrecita de la muerte

30 marzo, 2010

Me intriga saber que estare haciendo momentos antes de partir, acaso estare tomando coca colas, o me agarrara dormido sin darme oportunidad la muy cobarde para vernos a la cara, tambien me intriga saber si la muerte se murio o si se puede morir un dia, por que de ser asi, quien la recogio cuando su cuerpo ya no dio para mas y si no se a muerto quien vendra por ella, por que despues de todo debe ser horrible no poderse morir, cargar pesos inecesarios, caminar sabiendo que no habra descanso eterno, ni lagrimas por su partida, ni mujercitas arrugadas que le guarden lutos largos e incomprensibles, ni tampoco tendra sepelios por calles terregosas acompañados por hombres humildes que no se ponen sus sombreros por respeto y por mujeres que envueltas en sus rebozos resan rosarios inaudibles para el que es ajeno al que se lleva entre hombros.

No habra fotos en la sala, ni trajes olorosos a humedad, a guardado, no habra cafes ni chistes colorados, no tendra tampoco que sufrir a los hipocritas que nunca la procuraron y ese dia lloran con gritos y dicen saber la lista de bondades que en vida tuvo.

No habra canceres, sidas, borrachos que la atropellen, narcos que la confundan, maridos que la golpeen o boletos de loteria ganados que la infarten.

Pobrecita de la muerte, que lastima le tengo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: