Merolico

30 marzo, 2010

En ocasiones me siento como un merolico,
malbaratando mis palabras,
regateando con poemas baratos,
con escritos apócrifos,
con oraciones que medianamente sanan,
hablando sobre promesas viejas,
vendiéndote sueños de fama o fracasos de barata.
Y en otras tantas,
parezco yo ser el comprador
que pretende pagarte con billete chico aquel amor tuyo
que ni con todo el oro del mundo se paga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: