Huracán.(capitulo VII tercera parte)

25 noviembre, 2009

*para quien quiera volver a agarrar el hilo de la historia pushenle aqui.

 

parte VII capitulo 2

parte VII capitulo 1

parte VI

parte V

Parte IV

parte III

parte II

parte I

 

 

Al día siguiente cuando T despertó, encontró mas alboroto del que normalmente había a esas horas de la mañana, así que se cambio de ropa y alterado bajo a ver que era lo que sucedía; lo primero que le pareció extraño fue encontrarse con su hijo mas pequeño desayunando apacible frente al televisor  pasaba ya de las ocho treinta y ni siquiera estaba vestido con el uniforme del colegio; apresuradamente se dirigió a la cocina para encontrarse al chofer y a la sirvienta discutiendo acaloradamente;

 

Ahora que voy a hacer yo, no alcanzare a preparar comida, asear la casa y todavía tener que preocuparme por atender a los niños- decía acaloradamente la sirvienta- como puede ser tan tonto.

Yo que carajos iba a saber, cuando yo llegue en la mañana los niños y la señora no estaban esperando en la puerta como siempre lo hacen y supuse que ella había decidido manejar como tantas otras veces ya lo a hecho -reclamo el chofer.

 

¿Como dijiste Mauricio ? interrumpió T, explícame eso de que la señora no estaba esperándote en la puerta con los niños, ¿acaso no llego a dormir?,antes de que pudieran contestarle T arranco furico hacia la alcoba, para encontrarse con una cama intacta, inmediatamente busco en su agenda los números de todas su amigas, para ver si con alguna de ellas había pasado la noche, pero descubrió que ninguna de ellas la habían visto desde hacia ya mas de una semana, ni en las clases de arte, ni en la escuela de natación donde todas entrenaban.

T salio del cuarto cegado por la ira, maldiciendo en voz alta y de no haber sido por que su hijos le pidieron los llevara al zoológico, habría salido a buscarla hasta el mismísimo infierno.

Ya en el zoológico mientras los niños se divertían, T tomo el teléfono y le marco al medico, necesitaba hablar con alguien o explotaría del coraje que sentía, así que en cuanto este levanto la bocina T comenzó con un mar de reproches y enojos que duraron aproximadamente diez minutos, minutos en los que el medico no articulo palabra, quizás por respeto al dolor que sentía su amigo;

Cuando T termino de desahogarse el medico le comento que si lo deseaba, el podría acompañarlo a buscarla y así, si llegaban a hacerlo, asegurarse que T no cometería una locura.

La búsqueda no tuvo que hacerse, pues cuando T llego a la casa, ella ya había llegado, se encontraba tomando un baño, y por los comentarios de la sirvienta supo que un auto que no alcanzaron a ver la había dejado una esquina antes, así que T le marco al medico para agradecerle la ayuda, ordeno a la sirvienta se llevara a los niños a comer al centro comercial y subió decidido a obtener una explicación.

Sofía se encontraba en la bañera y cuando vio venir a T, no hizo el mas mínimo esfuerzo de salir de ella; ¿Donde demonios pasaste la noche, con quien estabas? y ni se te ocurra decir que estabas con alguna de tus amigas pues resulta que hace mas de una semana que no te apareces en las clases, te olvidaste de que los niños van a la escuela, te olvidaste que eres madre antes que mi esposa, y que si yo no te muevo ningún sentimiento, deberías preocuparte por lo menos por tus hijos- increpo T.

Sofía siguió en la misma posición, con los ojos cerrados ignorando cada reclamo que T le había hecho provocando con ello una reacción que todos los que conocían a T jamás hubieran imaginado; iracundo T tomo con fuerza el cabello de Sofía sacándola a tirones de la bañera, la arrastro hacia la cama y de un golpe brusco le dejo desnuda y con un marcado golpe en el rostro.

Te exijo que me digas con quien estabas, una cosa es dormir separados, que no quieras intimar conmigo, que desde hace tiempo solo seamos esposos por conveniencia, pero de eso a que me pintes la cara de estupido delante de todos hay una gran brecha- gritaba T enfurecido.

Sofía se levanto, se quedo mirándolo, tomo una bata y en silencio salio del cuarto, T corrió a alcanzarla aun enfurecido y dispuesto a sacarle una explicación a costa de lo que fuera, ella había ya bajado las escaleras encontrándose con Mauricio el chofer, que tras escuchar los gritos había entrado a la casa para asegurarse que todo estaba bien, T intento acercarse a Sofía, pero Mauricio se lo impido pidiendo a T que por favor se tranquilizara o aun con su trabajo de por medio llamaría a la policía, habiendo dicho esto inexplicablemente tocaron a la puerta de la casa y sin mas explicación entraron dos policías, tomaron con fuerza a T y entre jaloneos lo condujeron hacia una de las patrullas que aguardaban en silencio.

Camino a la comandancia, T supo, que no lo estaban aprendiendo por los golpes a su esposa, sino por el asesinato de huracán.

 

Una respuesta to “Huracán.(capitulo VII tercera parte)”

  1. Fabiola said

    ¡Oooorale! Qué buen capítulo… me lo imaginé clarito clarito.Next.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: