Capitulo IV

21 julio, 2009

Mientras T se recuperaba después de desvanecerse, el doctor trataba de tranquilizar su mente, pues el sabia bien de la relación de T con Huracán, lo sabia desde aquella ocasión en que T acudió a el por una infección venérea que lo llevo a confesarle todo por miedo a que el como medico de la familia terminara sin querer contando el penoso caso.Intentaba tranquilizarse pues sabia bien que T podría incriminarlo pues en mas de una ocasión hizo demostrable su odio o repugnancia por esa destruye hogares como algunas veces la llamo.

Quizá por eso ahora no dejaba de pensar en la ocasión que se negó a provocarle un aborto y en aquellas palabras que si bien no tuvieron ninguna repercusión o peso alguno en ese momento, ahora podían volverse una pesada loza.

 

Recordó haberle dicho! Sino fuera por mi secreto profesional, quizás estarías ya fuera de la ciudad o hasta muerta ¡

 

        -El ulular de unas patrullas acercándose sacaron repentinamente a el medico de su trance, y al mismo tiempo hacían sudar frío a T quien suponía que ya habían dado con el supuesto asesino, que por falta de competitividad y por su mala suerte seria el, pero gracias a Dios y por suerte para ambos todo había sido un susto, una falsa alarma, así que después del mal trago T le pidió a su esposa los dejara solos y aun que a ella no le pareció en lo mas mínimo salio del lugar cerrando a su paso las pesadas puertas que para su desgracia no dejaban pasar ruido alguno por el cual escuchar la conversación entre los dos personajes.

Después de un pequeño silencio, T comenzó a hablar en tono recriminante- Tu la mataste dijo, nunca la quisiste, nunca entendiste que ella trajo de nuevo la vida a mi, que me regreso la fe perdida y que a pesar de todo hubiera querido tener ese hijo que no ayudaste a abortar según tu para no seguir siendo cómplice de nuestro juego infantil; ¿Pero acaso suponías tu que ese niño fue una luz, una esperanza para mi gris mundo?¿Acaso un día entendiste que mi mundo perfecto eres todo de falsedad, de felicidad y perfección en las reuniones y un infierno tras cerrar las puertas, que mi esposa, si, esa que conoces desde la infancia al igual que a mi, tiene meses enteros negándose a que la toque, a que siquiera compartamos lecho?

 

No, ni me interesa ahora saberlo-interrumpió el medico- y no me interesa por que soy tu amigo y claro que yo había ya notado que esa mujer trajo a ti la alegría; pero nunca dejare de recriminarte tu falta de valor para enfrentar las cosas, si ya no eras feliz tendrías que haberlo dicho, pero no, el señor Abogado tenia que guardar su nombre, su estupido prestigio y el poder seguir en portadas de revistas sociales y periódicos de la zona; ¿ Y dime ahora donde queda todo eso, donde queda todo cuando la nota principal es las mujer muerta, si muerta, que según tanto amas, pero que eso si, nunca te atreviste a darle el lugar que merecía? y todo por cobarde, por que eso has sido toda tu vida, un cobarde con traje de valiente?

Y quiero que te quede claro amigo mío, que si en alguna ocasión dije algo de ella o si mis palabras sonaron amenazantes, fue por el arrebato del momento, por que al principio no entendía como engañabas a una mujer que yo suponía hasta antes de tus palabras como maravillosa, pero a ti te consta que después de las primeras veces nunca mas volví a decir u  ofender a la mujer que amas.

 

T se quedo pasmado después de esa palabra final, pues aun que le argumento expresado por su amigo era mas que convincente, gracias a su carrera había aprendido una regla básica: Dudar de todo y de todos hasta esclarecer los hechos; así que por ahora aun que no dijo nada, el Medico seguiría siendo su principal sospechoso.

 

  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: