Huracàn Capitulo II -El comienzo

8 julio, 2009

Capitulo II-El comienzo

 

Era una mañana calurosa para el mes de diciembre cuando T entro al recinto sin voltear a ver a nadie, sabia muy bien sus planes, y no pretendía perder un solo minuto en estupideces banales, expreso sus argumentos ante el juez de manera convincente esperando que fueran tan contundentes como para que antes del medio día el estuviera comiendo tranquilamente con su amada esposa.

T sabia que nada podía hacerlo perder, lo cual lo hacia sentirse orgulloso pues nunca en su corta carrera profesional  había perdido negocio alguno, ni siquiera aquel del violador despiadado que había tenido que defender y que le trajo tanto cierta fama como mucho desprecio por el grupo de moralistas de la ciudad, lo cual nunca lo tuvo  preocupado pues desde el principio había sabido alejar los sentimientos de su carrera; Quizás por eso había adquirido un aspecto duro y amargado, demasiado duro para alguien con apenas treinta años de vida.

 

En esa mañana todo transcurría según lo planeado, pues entre sus argumentos y la ineptitud del abogado contrario la soga estaba ya aparentemente echada, y digo aparentemente pues todo dio un giro repentino cuando uno de los testigos con su declaración hizo dudar al juez y a los jurados del caso; dicho testigo ni siquiera había sido tomado en cuenta por T, generalmente no lo hacia, no prestaba atención a ningún testigo y este, por ese día al parecer iba a ser la excepción.

Ella, era físicamente olvidable, menuda figura, cabello rizado y desaliñado, de estatura baja y lento caminar, de hecho cuando comenzó a hablar T no pudo mas que reírse por dentro, pues imagino que ella era una anciana en cuerpo de niña, pero sin tan solo supiera que ella pensó lo mismo cuando lo vio entrando al recinto aquella mañana.

Después de que ella hablo, todo cambio en el juicio, y el record perfecto de T estaba ya en el olvido; había perdido su primer caso y todo por un testigo incomodo que había modificado todo sustancialmente, el sintió desmoronarse pues como bien dicen la  derrota nunca es fácil de digerir pero la primera de ellas es inolvidable; y no fue lo contrario para T quien salio furioso del Juzgado no sin antes maldecir en voz alta la intromisión de esa mujer en su caso. Salio del recinto, encendió un cigarrillo, lloro por dentro y subió a su auto lleno de rabia, pidiéndole a Dios no volver a encontrarse con esa "anciana" nunca mas en su vida.

Pero cual seria su mala suerte que al encender su auto no miro que ella salía también del estacionamiento en dirección contraria, provocando un choque que lo dejo a el adolorido y a ella con el auto destrozado; ahora T se sentía apenado por su imprudencia y después de ver que ella se encontraba bien solo atino a decir: 

Vaya mujer, en un día has cambiado tanto mi vida, que pareces un huracán que arraso con mi mundo perfecto.

 

Continuara……..

 

Lalo Rojas 

Una respuesta to “Huracàn Capitulo II -El comienzo”

  1. Fabiola said

    ¡Ea! "El comienzo", como los X-MEN. Me gusta, me gusta… escribes muy bien. Es disfrutable la lectura. Siga usted con esta prometedora historia. Gracias por colgar un nuevo capítulo🙂.Fabs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: