Del Olvido

23 abril, 2008

 

 

Podré olvidar que tu eres el agua y yo el sediento,

que tu eres la virgen y yo el creyente,

que tu eres la daga que perfora mi costilla,

que eres la única, la primera,

la mas importante, lo mas bello que han visto mis ojos.

 

Podré no recordar aquellos días importantes,

o el lugar ruidoso en que nos conocimos,

hasta podré algún día, con mi distracción habitual,

olvidar que mi boca, mis manos y mi mente

te pertenecen desde aquel noviembre.

 

Pero lo único indefinible,

lo único imborrable,

es aquel primer beso que tuvo en mi corazón el efecto que causa una bola de nieve.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: