Es amor, Nunca Destino

10 abril, 2008

 

Creer que alguien se enamora por el destino es un error,

por que el destino es un instante, un segundo en el cual dos miradas se cruzan y reciben el encanto.

Nunca será igual el amor al destino, ni siquiera parecido.

El destino se acompaña del deseo y el encantamiento de un par de ojos,

un par de pechos o una sonrisa blanca como la luna.

El amor, el amor se lleva bien con la muerte y algunas raras veces con el olvido,

el amor se alimenta con el tiempo y se siente bien cuando dos lo usan para dormir en la misma cama.

El destino, y lo digo por experiencia mas no por invento, solo consigue un encuentro.

Por que para enamorarse hay que ir despacio, como un hombre sin piernas,

para alcanzar todos los besos de la otra boca,

y las promesas y las peleas que desgarran

y las lágrimas y las caricias.

Para poder así exprimir el otro hasta que ya no le quede nada.

Para amar intensamente, hay que esperar mucho,

y el destino va tan deprisa, que llega, hace y se marcha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: