Podemos jugar

29 marzo, 2008

 

Podemos jugar a esperarte, o jugar al olvido,

Jugar a que no te quiero y que tu boca es del viento,

y que tus manos son frías y alargadas como las de los muertos.

Podemos jugar a no quererte,

a que me saco el corazón con la cuchara del cereal,

y así ya no tener que pasarme las noches,

contando borregos, o dragones, o los besos que no me diste.

Podemos jugar a que investigo el paradero del imbecil (firmante de esto), que se perdió en la vuelta oscura de tu cintura,

para ver si eres la asesina de su sexo y su paciencia.

Podemos jugar al abecedario y que tus eres la A y yo La Z

y que solo nos distancian otras veinticinco pinches letras,

(Entre ellas la C de cansancio, la P de pelele y la G de goodbay se acabo el recreo)

¿Podemos jugar a que ya no juegas conmigo?

“Podemos jugar a melón y me lambes, y yo me como las plumas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: